El extraordinario viaje extracorporal a “el más allá” de un doctor de Harvard que estuvo a punto de morir.

Numerosos son los casos de pacientes que, tras un estado terminal o de coma, han logrado burlar a la muerte rememorando después increíbles historias de viajes celestiales y visiones de “el más allá”. Pero que todo un neurocirujano de la prestigiosa Universidad de Harvard afirme haber pasado por ello y lo cuente es sorprendente.

El caso del doctor Eben Alexander lo sacó a la luz la revista norteamericana Newsweek en octubre del 2012. En su momento causó gran impacto en la comunidad científica y dio lugar al libro “La prueba del paraíso: el viaje de un neurocirujano a ‘el más allá’”.

Visión celestial

Los supuesto hechos extraordinarios sucedieron en el otoño de 2008 cuando el doctor pasó 7 días en coma debido a una meningitis bacteriana que a punto estuvo de dejarlo sin vida.

Más allá

El doctor, acostumbrado a razonamientos científicos desde niño aunque de creencia cristiana, tenía una explicación para estas experiencias anormales. El cerebro es uno de los componentes de nuestro organismo más complejos y a la vez más delicados. Así sus lógicas científicas atribuían a la reducción del oxígeno en el cerebro la causa de estos viajes astrales.

Pero a raíz de este profundo coma, en el que su cuerpo y su cerebro no respondían, sucedió una cosa impensable que le cambió para siempre. En la mañana del séptimo día Alexander abrió los ojos y, mientras escuchaba como los médicos meditaban si suspenderle el tratamiento, empezó su viaje astral.

Comenzó en unas grandes nubes de color rosa y blanco sobre un cielo casi oscuro. En las alturas veía como seres brillantes y transparentes, seres plateados que trazaban arcos en sus movimientos mientras dejaban trazos largos como de serpentinas.

Alexander no sabía bien como definir a aquellos seres ya que eran diferentes a todo lo conocido por el ser humano, eran formas avanzadas o superiores.

De repente descendió desde lo más alto un retumbante sonido parecido a un canto glorioso. ¿Sería de los seres alados que acababa de ver? se preguntaba el doctor. Era como un canto alegre. Un sonido casi material pero sin serlo que no dejó de escuchar todo el tiempo.

El paraíso

A partir de aquí Alexander recuerda que se encontraba montado sobre el ala de una mariposa enorme, rodeado de millones de estas especies que no paraban de ir y volver de un bosque. Junto a él había una joven mujer con ojos azules y pómulos altos. El doctor describe la escena como un río de vida y color que se movía con el aire.

doctor mas allá espacio

Dice que la joven le contempló con una mirada que trascendía todo lo visto hasta ahora, llena de amor pero algo que era más que todo el amor posible. Después la mujer le habló “sin pronunciar una sola palabra” diciéndole que no tenía nada que temer y que le iba a mostrar muchas cosas de allí pero que eventualmente iba a regresar.

El doctor se iba preguntando miles de cuestiones que le pasaron por la cabeza, cuestiones como ¿por qué estoy yo aquí? o ¿dónde estoy?

Cada respuesta era una explosión de color, luz, amor y belleza. Eran pensamientos y no palabras, pero pensamientos sólidos que se comprendían al instante.

Y, finalmente, su viaje terminó topándose con algunos familiares y amigos ya fallecidos para seguir avanzando y encontrarse “en un inmenso vacío oscuro” con una luz que parecía proceder “de un orbe brillante cerca de mí”.

Así Alexander despertó, para sorpresa de los médicos que le trataban, y se recuperó gratamente convirtiéndose en un hombre nuevo.

Actualmente sigue dando clases y afirma que el universo lo define la unidad y el amor. Afirma que ha podido vislumbrar la extraordinaria dimensión que nos espera después de la muerte en el más allá. Nos cuenta que ha descubierto con sorpresa y alegría que el universo es el mismo del que hablaban Jesús y Einstein, cada uno a su manera.

Fuente: http://www.guioteca.com/fenomenos-paranormales/el-increible-relato-del-doctor-que-despues-de-sufrir-un-coma-aseguro-haber-conocido-el-paraiso/

Abrir chat
1
Contacta con nosotros
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?