Frases para lápidas

Lapida

Hoy vamos a hablar de las frases o inscripciones que podemos ver en las lápidas funerarias de los cementerios y a su vez os vamos a dar unas ideas de frases, oraciones o epitafios que podéis grabar en vuestras lápidas.

Para los que no habéis echado un vistazo a los anteriores artículos del blog, asunto que os recomiendo por vuestro interés, recordamos que llamamos lápidas o lápidas funerarias a la piedra natural que marca dónde está la sepultura del difunto.

lapidas

Ejemplo de una lápida nuestra con incripción sencilla y apliques

Estas pueden ser lápidas para nichos, para panteones familiares o para otros tipos de modelos de sepultura. A su vez decíamos que las lápidas pueden ser de varios materiales pero el más usado hoy en día es el granito.

En nuestra web os ofrecemos dos modelos de lápidas: con apliques o adornos de diversos tipos (generalmente de bronce y granito) y con esculturas.

Todas ellas suelen ir con inscripciones que van grabadas con el pantógrafo o chorro de arena por nuestros profesionales. Son frases para lápidas realizadas con mucho esmero.

 

 

Ejemplos de frases para lápidas

 

Hay muchas opciones de frases para lápidas.

Lo que nunca falta es el nombre o nombres de los difuntos (si es un panteón), la fecha de nacimiento y la de defunción o los años de nuestro ser querido. Como reseñas opcionales hay para todos los gustos. Las más corrientes frases para lápidas son oraciones (si hay creencias religiosas), epitafios, frases o citas célebres o de algún libro sagrado como la Biblia.

 

Lápidas antiguas

Lápida del soldado romano Titus Calidius Severus en Austria – Matthias Kabel

Epitafios

La palabra viene del latín epitaphius. Compuesto por dos voces griegas: epi (sobre) y taphos (tumba). De aquí deducimos que el epitafio es una frase, inscripción o cita sobre un sepulcro o lápida. Se puede decir que son frases para lápidas con mucho arte y maestría o ,símplemente, geniales.

En la antigüedad consistían en unos versos dedicados al difunto que se solían pronunciar en su funeral y en fechas posteriores para recordarlo. Los romanos los hacían cortos porque iban dedicados a los difuntos que yacían cerca de caminos, para que el viaje no se demorara al pasar junto al lugar del enterramiento.

Solían apuntar las inscripción S.T.T.L. (sit tibi terra levis) que quiere decir “que la tierra te sea ligera”. Al llegar el cristianismo se sustituyó por el conocido R.I.P. (requiescat in pace) “descanse en paz”.

 

El arte del epitafio es tal que incluso pertenece como subgénero poético a la lírica. El buen epitafio tiene que ser memorable, que se quede en la memoria de los hombres por mucho tiempo.

Algunas frases para lápidas de épocas remotas y en forma de epitafios son:

 

  • Eritrea en los siglos VI-V a. C.: “Aquí, oculto bajo la tierra, reposa Filón, un marinero cuya vida conoció pocas cosas buenas

 

  • Ceos en los siglos IV al V d.C.: “No es lícito que me saques fuera de mi morada
Lápida de Poe

Lápida de Poe en Baltimore, Maryland – Wikimedia

 

Y otros no tan antiguos pero con algunos siglos de diferencia:

 

  • El gran escultor italiano Rafael: “Esta es la tumba de Rafael, en cuya vida la Madre Naturaleza temió ser vencida por él y a, cuya muerte, ella también murió”.

 

  • El escritor Miguel de Unamuno: “Sólo le pido a Dios que tenga piedad con el alma de este ateo”.

 

  • Marqués de Sade: “Si no viví más fue porque no me dio tiempo

 

Continuará….

 

Texto ©David Saugar Segarra

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− siete = 2

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>